8 Errores Financieros Comunes en Nuevos Emprendedores

 Si eres un nuevo emprendedor y estás repleto de dudas acerca de cómo apalancar tu negocio desde el punto de vista financiero, debes conocer las estrategias más certeras para levantar capital y salir ileso en el intento.

Daniela Barroso, directora de Banca Patrimonial de Finmex (México), indica que: “Tenemos que quitarnos la idea de la cabeza de que la deuda es mala. Es una responsabilidad fuerte, tienes que entender bien tus flujos. Si sabes perfectamente qué vas a necesitar y cuándo, es una muy buena ayuda”.

En el siguiente post te mostraremos 8 errores financieros típicos en los que suelen incurrir los nuevos emprendedores, según Finmex. No te pierdas este interesante listado sobre lo que NO debes hacer:

1.- Planificar mal la proyección financiera para el startup

la falta de liquidez durante los primeros meses de actividad es un error común, debido a una proyección errónea de los ingresos.

2.- Adquirir una deuda significativa

el 50% de los nuevos emprendedores financian la totalidad del capital inicial con su propio peculio. Evalúa la opción de solicitar un crédito bancario o quizás, compartir las responsabilidades de tu empresa con un socio que aporte capital, todo sea para evitar la asfixia financiera de tu negocio.

3.- Tener una estructura de costos fijos elevados

trata de reducir costos fijos en las áreas de apoyo, empleando empresas tercerizadas para ello. Esta práctica no debe implementarse en las áreas neurálgicas de la organización, ya que puede representar un factor de riesgo importante en la calidad de los bienes y/o servicios ofrecidos por tu empresa.

4.- Planificar mal el presupuesto a mediano plazo

al momento de elaborar el plan financiero, te sugerimos considerar todos los requerimientos económicos a corto, mediano e incluso largo plazo.

5.- Calcular mal el Tiempo de Retorno de Inversión

ten siempre presente calcular cuidadosamente el tiempo de recuperación de la inversión inicial, para cubrir los gastos de la empresa a la brevedad.

6.- No reinvertir en el negocio

rompe viejos paradigmas y detecta el momento oportuno de reinvertir en tu emprendimiento, evita subvalorar tu idea, y planifica tu proyección de caja para realizar inversiones precisas en el momento justo.

7.- Descuidar la gestión de cobranza

servir un escenario favorable para los clientes morosos puede implicar en muy poco tiempo el declive del negocio.

8.- No distinguir entre las finanzas personales y las del negocio

debes separar muy bien ambas esferas, y descartar la posibilidad de usar las ganancias del negocio para financiar asuntos personales. Para ello, es indispensable que te asignes un sueldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *